Homenaje a Catarina Illsley Granich


El Departamento de Agroecología de la Universidad Autónoma

Chapingo celebró el simposio “Agaves, patrimonio biológico y cultural

de México” el 27 y el 28 de octubre pasados. Al final de la primera

jornada fue recordada nuestra querida compañera Cati Illsley. Allí,

David Delgado, agroecólogo y buen amigo del GEA,

leyó estas sentidas palabras.


Empezaré hablando de Cati Illsley como perteneciente a la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad. Lo resalto porque su vida se construyó en el compromiso con la sociedad, principalmente con las sociedades campesinas.


Bióloga egresada de la Universidad Nicolaíta, maestra en ecología por la UNAM, discípula del Maestro Efraím Hernández Xolocotzi, por supuesto etnobióloga. Estos pasos en su vida, conjuntamente con su visión del mundo, permitieron que en ella germinara el compromiso con las sociedades campesinas y la comprensión de la complejidad de su mundo, y que forjara un frondoso árbol de diálogo de saberes que le posibilitó desarrollarse con los campesinos y a los campesinos desarrollarse con sus experiencias.


Árbol que además de nutrirse de la sabiduría campesina se nutría de la convivencia con quienes conforman el Grupo de Estudios Ambientales (GEA), cuyas siglas significan también la Tierra, este planeta donde nos tocó vivir. Raíces importantes en su vida, como los contrafuertes de la ceiba, que favorecieron el fortalecimiento del programa Manejo Campesino de Recursos Naturales. Entre los ejemplos que puedo citar está el trabajo que desarrollé con ella en una tesis del Departamento de Agroecología sobre los tecorrales en la comunidad de La Esperanza, en el estado de Guerrero. Fue ahí donde observé su papel y el del GEA en la conformación del estudio alternativo de cuencas desde la visión campesina, aporte que se tradujo en estrategias de conservación de agua y suelo. Algo que me asombró en particular fue el papel que jugó con las organizaciones campesinas en la construcción de reservas naturales en las cuales los campesinos protegían sus recursos fitogenéticos con reglamentos de manejo y uso generados por ellos mismos.


Sin duda alguna este tipo de trabajo le llevó a identificarse con las investigaciones realizadas por Elinor Ostrom y a Elinor Ostrom identificarse con el trabajo de Cati Illsley y el GEA. Hecho importante para revalorar los acuerdos campesinos en materia de protección y manejo sustentable de los recursos naturales.


Destacó la actividad de Cati en el manejo del maguey papalote (Agave cupreata), que en la región de Chilapa, Guerrero, se colecta silvestre y se emplea en la producción de mezcal. EI trabajo impulsado por nuestra homenajeada fue relevante para llevar a las comunidades de mezcaleros a conocer la importancia de este agave para otros seres vivos, como los murciélagos, a valorar la necesidad de preservar no sólo el agave sino otros seres vivos con los que convive en los mismos ecosistemas.


Otro hecho importante en esta breve semblanza de una gran historia de vida fue la conformación de la Asociación de Magueyeros y Mezcaleros del Chilapam, que no fue otra organización más sino una instancia importante para dignificar el trabajo del maestro mezcalero, a contracorriente de la terrible "denominación de origen" que ha servido para destruir ecosistemas, minar organizaciones campesinas y despojar a los legítimos dueños de este recurso. Y ya que estamos hablando de agaves en esta parte de Guerrero, sin duda alguna la semilla sembrada por Cati Illsley seguirá dando a luz nuevos magueyes y seguramente el mezcal de Chilapa tendrá un sabor diferente.


Estas experiencias significaron para mí observar en vivo y a todo color lo que el maestro Hernández X. denominó la "ciencia de huarache", no por simplificar el estudio de la realidad campesina sino, por el contrario, valorar en su dimensión compleja la sabiduría campesina y el papel que juegan estos saberes, no nada más en nuestro desarrollo académico sino en la posibilidad de identificarnos y dignificarnos como seres humanos, como sociedades vivas, con sueños, fracasos y esperanzas.


¡Salud por Catarina Illsley Granich, luchadora por la vida!


Editoriales anteriores





Los documentos pdf y jpg contenidos en www.gea-ac.org y de autoría de la asociación están cubiertos por nuestras condiciones de uso y por una licencia Creative Commons.
Su descarga implica la aceptación de las condiciones y la licencia.

 
Búsqueda
Eventos

En el marco de la Caravana de la Biodiversidad Cultural

Feria de la Diversidad Biocultural

Ver el programa


Por un millón de firmas

Carta de rechazo al maíz transgénico

Para leerla y firmarla


Eventos anteriores

Novedades en línea
De la Sociedad de Investigación y Difusión de la Etnobiología

Homenaje a Catarina Illsley Granich

Ir al video


Suplemento de La Jornada

La milpa. Ritual imprescindible

Ir al suplemento en Issuu


En defensa del maíz nativo libre de transgénicos

Página de la demanda colectiva

 

Documento completo

Sentencia de la audiencia final del Tribunal Permanente de los Pueblos

Descargar PDF


Suplemento de La Jornada

El maíz y la defensa de la milpa

Ir al suplemento en Issuu

 

 

Novedades anteriores

NOTICIAS

Comunidad de la demanda colectiva de maíz

Juez dicta nueva suspensión de siembra de maíz transgénico


Ante el Tribunal Permanente de los Pueblos

Se presentó la demanda colectiva contra el maíz transgénico

Ir a la nota


Noticias anteriores