LA UTOPÍA CAMPESINA


Milton Gabriel Hernández García, investigador del Instituto

Nacional de Antropología e Historia y amigo del GEA, coeditó el

número de junio de La Jornada del Campo, dedicado a Tlaxcala.

Con su autorización, les ofrecemos el artículo del propio Milton,

que señala al territorio rural tlaxcalteca como "la sede de la génesis

y el desarrollo de un importante movimiento agroecológico que está

desafiando el modelo dominante en el mundo rural".


En 1974, Hugo Nutini, un antropólogo tristemente célebre por haber sido parte del Proyecto Camelot en Chile, pronosticó que las comunidades rurales de Tlaxcala se convertirían en mestizas en menos de 15 años, perdiendo centralidad la organización social, el sistema de mayordomías y el culto a los santos, y que el proceso de urbanización y proletarización avanzaría hasta hacer desaparecer al campesinado. De esta manera, se doblegarían los "últimos bastiones de la resistencia tradicional".

Aun cuando son relativamente acertados ciertos elementos de este pronóstico, luego de 42 años podemos alegrarnos de que las ciencias sociales no siempre son buenas profetas. No sólo no ha desaparecido el campesinado, sino que, junto con la persistencia civilizatoria de los rurales de raigambre ancestral, en las décadas recientes se han experimentado nuevas formas de ser campesino, de revalorar el trabajo en la parcela y de construir alternativas de producción sin comprometer los cada vez más escasos recursos para las "generaciones que vienen detrás".

Pero no sólo el trabajo estrictamente agrícola persiste. Muchas actividades campesinas han mantenido una continuidad impresionante en el tiempo, como el aprovechamiento del tequexquite, una sal mineral que surge en invierno a partir del proceso de sedimentación de la ribera de la laguna de El Carmen y en los humedales de Santa Ana Nopalucan. El saber ancestral de los tequexquiteros les permite realizar la recolección y producción como lo hicieron sus antepasados. Este mineral ha tenido un papel importantísimo en la historia tlaxcalteca, pues se ha utilizado como sal y ha formado parte de la dieta tradicional campesina. Aprovechado desde tiempos prehispánicos, en la actualidad sigue siendo de vital importancia para muchas familias. Para obtener el tequexqite se irrigan los terrenos y se remueve la tierra, hasta que éste aflora. En los terrenos en los que se obtiene sigue habiendo una fuerte presencia de especies como el tule, los acociles, peces, las ranas y aves migratorias que llegan a reproducirse en los tulares y en las zanjas o bordos de los humedales (Hernández Rojas, 2015).

Ampliamente conocida es la presencia de Tlaxcala en un sinfín de ferias a lo largo y ancho del país en las que se vende el conocido "pan de fiesta", elaborado en las comunidades de San Juan Huactzingo y San Juan Totolac. Los dos sanjuanes empezaron a producir y comercializar pan ante la insuficiencia de tierras para sobrevivir únicamente de la agricultura. Esta tradición implica la conjunción de elementos identitarios, de parentesco y de transmisión intergeneracional de los saberes familiares.

Pero además de la vigencia de un modo de vida basado en la comunidad campesina, en Tlaxcala podemos ubicar uno de los empicentros del movimento agroecológico nacional y latinoamericano. Es precisamente en el municipio de Españita donde, desde la década de los setenta, el Grupo Campesino Vicente Guerrero (GVG) se ha convertido en un referente importante en la promoción y defensa de la agricultura campesina sostenible, de la milpa y del maíz nativo. A lo largo de los años, esta organización ha ido ampliando su presencia territorial hacia los municipios de Nanacamilpa, Ixtacuixtla, Tlahuapan, Tepetitla e Ixtenco, entre las formaciones montañosas de la Sierra Nevada Popocatépetl-Iztaccíhuatl y al pie de La Malinche.

 

Seguir leyendo


Editoriales anteriores

 



Los documentos pdf y jpg contenidos en www.gea-ac.org y de autoría de la asociación están cubiertos por nuestras condiciones de uso y por una licencia Creative Commons.
Su descarga implica la aceptación de las condiciones y la licencia.

 
Búsqueda
Novedades en línea
De la Sociedad de Investigación y Difusión de la Etnobiología

Homenaje a Catarina Illsley Granich

Ir al video


Suplemento de La Jornada

La milpa. Ritual imprescindible

Ir al suplemento en Issuu


En defensa del maíz nativo libre de transgénicos

Página de la demanda colectiva

 

Documento completo

Sentencia de la audiencia final del Tribunal Permanente de los Pueblos

Descargar PDF


Suplemento de La Jornada

El maíz y la defensa de la milpa

Ir al suplemento en Issuu

 

 

Novedades anteriores

Eventos

Por un millón de firmas

Carta de rechazo al maíz transgénico

Para leerla y firmarla


Eventos anteriores

NOTICIAS

Comunidad de la demanda colectiva de maíz

Juez dicta nueva suspensión de siembra de maíz transgénico


Ante el Tribunal Permanente de los Pueblos

Se presentó la demanda colectiva contra el maíz transgénico

Ir a la nota


Noticias anteriores